24 de mayo de 2012

y tu que opinas,

Madre mía como esta el país! ok que entre semana no me cosco de nada con el ritmo de vida que tengo pero es qqqqqqq lo de  Esperanza clama al cielo...

Mundo deportivo: " presidenta de la Comunidad de Madrid, ha asegurado este martes que la final de la Copa del Rey, que enfrentará este viernes en Madrid al Athletic de Bilbao y el FC Barcelona, "se debe suspender y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar" ante la posibilidad de que, como ya ocurrió hace tres años en la final que jugaron los mismo equipos en Valencia, se produzca una pitada contra el Príncipe o durante la reproducción del himno de España.
Los ultrajes a la bandera o al himno son delito en el Código Penal. No se deben consentir y por lo tanto, mi opinión es que el partido se debe suspender y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar"


Viendo los equipos que juegan entiendo la preocupación pero lo que ya es un poco fuerte es queeeee no se podrá entrar con nada que represente un...



me ha dejado ojiplatica. 
Yo entiendo que lo de la caza tuvo su polémica perooooo cuanto mas vamos a tener que visualizar esta imagen??'



Al final han logrado lo querido, veré el partido!!

Besitos!!

8 comentarios:

Zepequeña dijo...

Me parece una autentica vergüenza este tipo de afirmaciones.

Zepequeña.

Carmen Hummer dijo...

Creo que no se debe de politizar el deporte, pero por desgracia en nuestro país todo se politiza hasta la cultura, otro gallo cantaría si esto no se hubiese hecho y todos tuviésemos la opción de aprender cualquiera de los idiomas que se hablan en la península, pero en lugar de esto lo hemos utilizado como arma arrojadiza, la culpa la tenemos nosotros que nos dejamos manejar, yo soy respetuosa con todo y con todos, y tan respetuoso me parece ser nacionalista de donde sea como ser nacionalista español, en la misma medida y en igualdad de condiciones, lo que no entiendo es la falta de respeto y puesto que lo que se juega es la copa del Rey, nos guste más o menos el personaje, estemos o no de acuerdo, creo que se debe un respeto y si no para que van al partido, para abuchearle? que no jueguen la copa, y ya está, o mejor que esos que van a increpar a otro no vallan, esto no quiere decir que esté de acuerdo con Esperanza Aguirre, que tampoco lo estoy, estoy con la tolerancia y el respeto en general a todo y a todos, es un tema que no soporto, Madrid está montando carpas y encatados todos de recibir a dos aficiones como la del Barça y la del Atleti, y a los que nos gusta el deporte es lo que queremos, ver un estupendo partido, divertirnos y que se dejen de gaitas con tanta política, que nos están chupando la sangre!!! ja ja ja te entiendo perfectamente, me has dado en la fibra sensible, y eso que no se debe hablar de fútbol, religión o política, madre creo que solo me he dejado la religión, ja ja ja. Un beso guapa y mañana a ver el partido y que gane el mejor. Besitos reina.

CarmenHummer

Aydita dijo...

Me parece penoso! besos

★ diyearte by L and S ★ dijo...

ayy madre mía cada vez que abre la boca Esperanza sube el pan! qué mujer... sin comentarios

DIY and more:
http://diyearte.blogspot.com.es/

El mundo de Emily dijo...

genial el post..!!!! ajajaja..! me has hecho reir mucho...!

El blog mery of the style dijo...

La verdad es que no me gustan nada estas afirmaciones son terrorificas por no decir una palabra peor.
Un besazo grande y luego me paso a ver que sorpresa nos traes.
un besazo enorme.
http://mary1975.blogs.elle.es/

Anónimo dijo...

Pues yo creo que los que no respetan, no tienen derecho a disfrutar del partido. Vivimos en España, es nuestro himno y aunque a algunos no les guste la figura del Rey (cada uno es libre de pensar y opinar), si deben respetar. Por lo tanto si no respetan, me pareceria perfecto que se suspendiera el partido.

Anónimo dijo...

Si, claro, en Madrid estan encatadísimos con la visita de los seguidores del Barça y del Athletic, por eso permiten una manisfestación de grupos fascistas el mismo día 25 de Mayo... Esto es un insulto y un amenza para las aficiones catalanas y vascas, y una verguenza para la comunidad de Madrid.