7 de abril de 2020

Placeres factibles

¡Hola ricuras!

Si algo bueno tiene la cuarentena es la cantidad de tiempo que nos brinda. Y, si como bien dice mi madre, vas escasa de el, es que lo estas haciendo bien para pasarla lo más amena posible. 
Yo mis ratos libres los paso leyendo. Y leyendo. Y leyendo. Ohh bendito placer. Y más si puedes juntarlo con días soleados


Pero como todo hecho de menos mis "clubs de lectura", mis escapadas a la biblioteca, caminar entre libros en la librería y hablar con Maite (mi librera fetiche que me recomienda maravillas), quedar para cambiarnos libros y tomar unas cañas con la excusa...
¡Volverán! lo se


(Flor de Sal de Susana López Rubio es mi último libro físico regalado. Y, gracias al Ámbito Cultural de El Corte Inglés pude regalárselo a Patricia ¡dedicado! En la historia, una mujer luchadora, Julietta, que se ve en mil situaciones complicadas sobreviviendo. En la vida real, una lectora que devoró el libro en un santiamén)

Pero ¿Qué hay de nuevo en mi kindle?
Comprado a regañadientes tras el consejo de DosMu, ha sido como un soplo de aire fresco desde entonces. No os digo nada esta cuarentena. Es tan sencillo cargarlo de material que la transición de "yo soy de papel" a libro electrónico ha sido hipersencilla. 
Y para muestra lo último leído en el,


De los pocos "Premio Planeta" que he devorado. La trama, cómo esta narrado y la angustia de un personaje ante la situación que le toca vivir por su trabajo, engancha desde el principio. Si te gusta la novela negra no lo dudes, Terra Alta de Javier Cercas te gustará, CLICK AQUÍ para hacerte con el.



"Los años de la Ballena" de Antonio Díaz González llegó a mi vida por casualidad. Por casualidad, por querer saber más tras una sinopsis y por el precio, 1,57€ EN ESTE ENLACE
Al comienzo no me enganchó pero como buena maña (a cabezones no nos gana nadie) seguí leyendo pues si hablaban tan bien de el... por algo sería. Y que gran acierto. Que se cuente la historia a través de dos vías no me choca mucho pero WALAAA! Rubén y Marta enganchan pero bien. Además aprender más cosas de la historia de nuestro país, es bien.



Y mi último que comencé anteayer por la tarde y ya estoy a punto de finiquitarlo. "La niña alemana" de Armando Lucas Correa. Desconocía el capítulo de historia en el que los judíos huían a Cuba y, narrado a través de las aventuras de Hanna/Anna, me ha encantado descubrirlo.




Y ya tengo un próximo en mente. 
Comencé el Caso Hartung un par de libros antes de estos que ahora os cuento y, no se por qué lo deje, pero al ver la reseña que ha hecho el blog de El armario de Lu by Jane ya he decidido retomarlo en cuanto acabe el actual, La niña alemana.




Y tu, ¿qué estas leyendo?

Besos
Su

5 de abril de 2020

Bajonazo... Bajonazo...


¡Hola ricuras!

Bajonazo...bajonazoooo... en la báscula que implican un SUBIDÓÓÓNN, SUBIDÓNNN. 
Cuando a comienzos de marzo me dije para mi misma un "Su, basta ya. Pon un orden en tu vida" ni en sueños pensé que mi vida cambiaría tanto. Y nooooo, no me refiero al hecho de llevar un mes confinada (que también... y lo que nos queda) sino al hecho de haber logrado un orden con las comidas, de haber comenzado por primera vez en mi vida una dieta, de ponerme en manos de una nutricionista para que, tras el "ya puedes hacer vida normal del oncólogo" me ayudase a lograr "esa vida normal" que, durante tantos años, había perdido. 
Mis objetivos:
*Mantener un orden en las comidas. Los días que estoy por casa es fácil, pero los días que me toca despacho, pasar del desayuno a la merienda es más que habitual. Y eso no puede (podía) ser. Por no hablar de las tardes aburridas y lo que implican los paquetes de patatas fritas, los fuets, bombones que te traen los clientes...y demás tentaciones.
*Deshincharme, la cortisona produce estragos en el metabolismo.
*Solucionar la retención de líquidos.
*Mejorar el aspecto de la piel.
* Y perder peso, porque aunque no tenía en mente un "Su tienes que bajar X kilos" sabía que todo lo anterior conllevaría un SUBIDÓN SUBIDÓN cuando viera mi cifra bajar.


Una vez fijado los objetivos, toca buscar soluciones,
La mía,



Conocí LEV una tarde aburrida de esas que vas de Instagram en Instagram. Me flipa el mimo con el que Yania Pereira de @mvesblog cuida su feed, sus stories...y así es como me chocó "el método Lev", todo lo que subía tenía una pinta riquísima y además ella estaba teniendo un cambio espectacular en su cuerpo.  
Pero, yo no se si os pasa, que yo ya el mundo Instagram, el mundo blogger... el mundo 2.0 en general, lo miro con incertidumbre. Con duda. A la expectativa y sospechando siempre donde esta la línea de lo real y lo publicitario. 
A mas a mas yo con el "tema dieta" soy la persona más incrédula del mundo. Hasta hace nada mi máxima era "No engorda lo que no se come". Ayy! que confundida he vivido. 
Se puede comer y comer bien, sano y rico ¡Y PERDER!


Comencé mi plan el 11 de marzo y si cuando os lo conté en este post me llegan a decir que a 4 de abril, mis ojos verían en la báscula y en el espejo, lo que hoy tras la ducha he visto, NO ME LO HUBIERA CREÍDO. Ya me veo soltando mi mítico "bemmmppppp, ahora cuéntame una de indios"
 Pero ver para creer o, mejor dicho, probar para corroborar. El método Lev funciona, y funciona a las mil maravillas.


Y funciona en tiempos de coronavirus. Porque esa fue mi preocupación cuando ese fin de semana tras ponerme en sus manos, me saltó el ¿y ahora confinada que hago yo? 
Mi primera cita y mi primer pedido fue en la tienda. En Zaragoza contamos con centro Lev físico pero, visto lo visto, tener espacio físico no influye para nada. He seguido mis consultas vía telefónica o por las tan de moda ahora, videoconferencias. En ellas me ha respondido dudas, me han asesorado que elegir o que nuevos productos han sacado (¡Napolitanas! ouhhh yeahhh) y, por supuesto, seguido el control de peso, medición... ¡Hasta me he atrevido con un directo!



Y es de este directo y de las dudas que en el os surgieron, que me he puesto manos a la obra con este post. Os voy a contar como ha sido este envío, con el que completo la dieta hasta después de Semana Santa, para seguir ganando centímetros al pijama y no os digo nada de los jeans!!


Mi pedido Lev

En esta ocasión lo hice vía wasap mientras teletrabajaba. Le comenté a Alicia que siendo que llegan un montón de días festivos por la Semana Santa, me apetecía darme algún capricho, y nos pusimos manos a la obra:
Panettones, cortezas, smoothies, chips... fueron directos a mi carrito 
y ¡VOILA! me llegaron a casa. Los envíos, al igual que las citas ¡¡¡son gratuitos!!













Y también me pedí mis suplementos:





 Balance hasta ahora
Me siento bien, no me noto decaída, ni con menos fuerza o energía. Ya tengo un orden en las comidas. Paso perfectamente del desayuno, al almuerzo y de este a la comida, merienda y la cena sin esa sensación que tenía de desorden o picoteo. ¡Oh el picoteo! yo ya me sentía como Obelix, que hacía una comida al día: desde que me levantaba hasta que me iba a dormir. Y eso ¡no podía ser!
Me veo más fina, mas deshinchada y eso se corrobora con la cifra de la báscula,


Conclusión:

Si te ves en las mismas que yo o por que SI quieres cuidarte,
LEV mola y mucho



Te dejo su web:


Y yo me voy a disfrutar de ese solazo que en nada se acaba y llegan lluvias,
¡Feliz domingo!
Su

2 de abril de 2020

"Hagamos una lista"

   ¡Hola ricuras! 
¿Qué tal estamos?¿Cómo va el arresto domiciliario? 


Yo en el post de hoy os vengo a contar que por estos lares hemos tenido la genial idea de comenzar una lista. En realidad 2. Una, la "inmediata", va a reunir todas aquellas cosas que, el día que volvamos a la normalidad, podemos hacer. La otra, la de "y haremos...", real también (o esa es la intención), necesitara un poco más de tiempo y que se nos alineen los astros para hacerlas. Pero las haremos.



 Y, en realidad son 7 listas. En esta actividad participan mis padres (que la llevan conjunta), Óscar, y yo. Diréis ¿falta una? Si, mi tío también participa en esta actividad. Aunque el ya la tiene completa: bajar al banco de la plaza, charlar con un cortado templado, ir al barbero para que le "esquile" y ya de paso "ver si dejo de parecer un naufrago" e ir al estanco a por su L&M. 
¡Que gran lista! 


¿Qué saldrá de esto? A saber. 
Con los pies en la tierra y el corazón temblando en el puño, os digo que ojalá las cosas sigan así y el día que nos llegué salir a la calle nos veamos con las 7 listas en mano a modo de mapa del tesoro. 

Y, hablando de mapas del tesoro, mi primer plan pasa por "conquistar nuevas tierras". Un plan que ya debería haber comenzado a hacer, pero entre ponte bien y estate quieta, llegó el confinamiento yyyy a saber cuando me veo traspasando la puerta de Moonlight Experimental.


Su nueva carta ya os la conté en esta entrada de blog y cualquiera de sus cocktails del nuevo mundo pasa a formar parte de mi lista PostCovid19. 



                ¿Cómo os estáis organizando para "La gran salida"?   




Del outfit: 
Gafas Kdoows del mercado de las Armas
Jersey de Primark
Zapatillas Munich
Jeans de Zara 
Bolso de Day a day
Cadena de gafas de Parfois




Besazos y feliz día,
Su                         

31 de marzo de 2020

Volkswagen Beetle

¡hola ricuras!

"Jamás creas que no vas a poder con algo y mucho menos sin intentarlo". 
Gran lección que me llevo de esta cuarentena. Y, os explico:
Me regalaron este Volkswagen Beetle de Lego a mitad de diciembre. 


Me encantó peroooooooo casi 1200 piezas. 
Un puzzle 3D. 
Puzzles con los que me quedo embobada pero con los que nunca me he animado. 
¡Con lo que me gustaba a mi hacer puzzles en mi juventud!
Así que la inseguridad se apoderó de mi. Se lo ofrecí a mi chico para que me lo montase pero "si, mañana me lo llevó", "si yo no tengo tiempo.." y un montón de excusas más hicieron que el cochecito fuera dando tumbos...
Y llegó el confinamiento y el "HAY QUE HACER ALGO"...


Pocos días después de decretar el estado de alarma, el puzzle volvió a aparecer bajo la idea de mi madre de que ellos lo montaban. Intención buenísima peroooo que se vio truncada con el "no veo las piezas" de mi padre, seguido del... "Uy con la artrosis de este dedo no encajo bien"...


Así que, desembolsado como estaba y bajo riesgo de perder alguna ficha hasta que la vida normal llegase de nuevo, no me quedo otra que ponerme a intentarlo. 


Habré visto varias expos de sus construcciones. Habré regalado unos cuantos en cumples de chicos a los que tampoco sabía que regalar, he oído a la enana repetir cual monico que ella monta y desmonta una casa lego bajo crono. ¡6 años! 


Y la tía no se veía capaz. 
0 confianza en mi de poder montarlo. 
YOOOOOOOOO que me monto (y monto) cualquier cosa de Ikea. 
Así que cuando cogí el libro y vi que era seguir los pasos...


¡VOILÁ!

La sonrisa que me sacó al lograrlo no tiene precio. Y menuda lección, sin haberlo intentado no se puede pensar eso de "no podré"


Besazooooooooooooos,
Su

29 de marzo de 2020

¡Vamos de tiendas!

... sin movernos de casa!!!

¡Hola ricuras!

Quien más y quien menos ya ansía ver escaparates, hacer cola en los probadores, cotillear los estantes, ver "lo nuevo"...Y, si todavía no habéis llegado a esta fase... KEEP CALM... llegaréis. Es todo un proceso en el queeeee echamos en falta lo cotidiano. Incluso lo que odiábamos. 
Pero como el masque es vía de escape y tanto el bicho como el odio son cosas tabús os vengo con un post incitador. De esos que requieren tarjeta en mano y cinta métrica para dar con nuestra talla y el día que se pueda salir representar esta escena por la calle...




Y, OSTRAS!
que curioso me parece que, siendo una peli repetida hasta la saciedad, ninguna cadena haya recurrido a ella este confinamiento...¿O si?
Suuuuuuuuuuuuuuuuu que te lías!
os dejo ya con mis últimos fichajes.

Blusa Blanca



Me privan las blusas blancas. Creo que os lo digo siempre. La opción de Zara ronda los 30€ y el clon de Tangada sale por unos 12€ y, casi me mola más como la han combinado aquí porque los pantalones de polipel/piel para los calores que nos vienen, me espantan un poco.


Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos colgar y otra vez...
el plumetti resurgirá.
Todo vuelve, esta claro. En versión low cost en este enlace




A lo mejor este clon que he cazado no merece mucho la pena pillarlo por la web copiota perooooo como tenemos un montón de días por delante sin salir de casa, ahorrar viene bien ¿a que si?
Lleva manga murciélago y detalle de lazo en el cuello.


 La original es de Zara pero no me hagáis mucho caso si os digo que me pareció ver algo parecido en un desfile de París ¿Chanel?...
La versión clon low cost es de Tangada


Pantalones 


¡Ya es primavera! aunque no lo hayamos proclamado a los cuatro vientos por Instagram 

Este me parece perfecto para hacer la exaltación de la estación. Y, he cazado la versión clon por menos de 12€ EN ESTE ENLACE


Si te gusta ir hiper cómoda, con colores alegres y no has renunciado a la moda de los 70´, este es tu pantalón. En versión low cost en este enlace por si no te ves tan atrevida perooooooo no lo descartas para una o dos veces



Vestidos

Si no tienes un vestido floral colgando del armario, ya estas tardando!!! Vienen pisando fuerte y este modelo reúne todo lo querido. La versión low cost la tenéis aquí por menos de 18€




Este es el típico vestido que enamora. Ese que nada más verlo iría corriendo a la tienda a por el PEROOOOOOOOOOOOOOOO oinss siempre ay "un pero" como no se puede os dejo la versión "calcáááá" por menos de 13€, en este enlace





Jersey

Y me despido ya con este jersey pink que es purito amor!!!
Ya lo tengo en camino y con los jeans blancos creo que será mi "uniforme" de regreso

(La versión low cost en este enlace por 22€)





Besotes y ¡¡¡¡feliz domingo!!!
Su

27 de marzo de 2020

¡Ah del barco!

¡Hola ricuras!!

En el pasado, cuando un barco se cruzaba con otro en alta mar de noche, o cuando alguien arribaba a una casa o alquería sin que se supiese si había alguien dentro, se solía expresar con una fórmula fática ad hoc que tenía la misma función que un vocativo: "¡Ah del barco!", o "¡Ah de la casa!".
Ambas, barco y casa, me vienen a la mente cuando veo estas fotos.


"Barco" porque los looks navy ya empiezan a inundar mi armario y "casa" porque esta maravilla de edificio que veis detrás, el Palacio de los Luna, es la Audiencia Provincial de la ciudad. 
Y entre navy y este Palacio transcurrían mis días previos al bicho.




Look sencillo para un día maratoniano entre trabajo, compra, sesión de cardio con tanto "walking woman" y casa. 
Como novedad, la camiseta navy de Primark (13€) que, con jeans (Primark) y zapas (Nike Huarache) se convierte el aliado perfecto para estos días de non stop. 



Y, para los que no seáis de la ciudad, muy cerquita de esta localización tenéis un café de matrícula de honor. Doña Hipolita (Calle Gil Berges, número 4), mantiene el encanto de lo que era, una antigua sastería, y, al pasar su portón, te sientes prota de una peli y no pierdes detalle para revivir el escenario  "De tu ventana a la mía" de Paula Ortiz. 



Besotes y que disfrutéis este fabuloso finde
Su