7 de abril de 2020

Placeres factibles

¡Hola ricuras!

Si algo bueno tiene la cuarentena es la cantidad de tiempo que nos brinda. Y, si como bien dice mi madre, vas escasa de el, es que lo estas haciendo bien para pasarla lo más amena posible. 
Yo mis ratos libres los paso leyendo. Y leyendo. Y leyendo. Ohh bendito placer. Y más si puedes juntarlo con días soleados


Pero como todo hecho de menos mis "clubs de lectura", mis escapadas a la biblioteca, caminar entre libros en la librería y hablar con Maite (mi librera fetiche que me recomienda maravillas), quedar para cambiarnos libros y tomar unas cañas con la excusa...
¡Volverán! lo se


(Flor de Sal de Susana López Rubio es mi último libro físico regalado. Y, gracias al Ámbito Cultural de El Corte Inglés pude regalárselo a Patricia ¡dedicado! En la historia, una mujer luchadora, Julietta, que se ve en mil situaciones complicadas sobreviviendo. En la vida real, una lectora que devoró el libro en un santiamén)

Pero ¿Qué hay de nuevo en mi kindle?
Comprado a regañadientes tras el consejo de DosMu, ha sido como un soplo de aire fresco desde entonces. No os digo nada esta cuarentena. Es tan sencillo cargarlo de material que la transición de "yo soy de papel" a libro electrónico ha sido hipersencilla. 
Y para muestra lo último leído en el,


De los pocos "Premio Planeta" que he devorado. La trama, cómo esta narrado y la angustia de un personaje ante la situación que le toca vivir por su trabajo, engancha desde el principio. Si te gusta la novela negra no lo dudes, Terra Alta de Javier Cercas te gustará, CLICK AQUÍ para hacerte con el.



"Los años de la Ballena" de Antonio Díaz González llegó a mi vida por casualidad. Por casualidad, por querer saber más tras una sinopsis y por el precio, 1,57€ EN ESTE ENLACE
Al comienzo no me enganchó pero como buena maña (a cabezones no nos gana nadie) seguí leyendo pues si hablaban tan bien de el... por algo sería. Y que gran acierto. Que se cuente la historia a través de dos vías no me choca mucho pero WALAAA! Rubén y Marta enganchan pero bien. Además aprender más cosas de la historia de nuestro país, es bien.



Y mi último que comencé anteayer por la tarde y ya estoy a punto de finiquitarlo. "La niña alemana" de Armando Lucas Correa. Desconocía el capítulo de historia en el que los judíos huían a Cuba y, narrado a través de las aventuras de Hanna/Anna, me ha encantado descubrirlo.




Y ya tengo un próximo en mente. 
Comencé el Caso Hartung un par de libros antes de estos que ahora os cuento y, no se por qué lo deje, pero al ver la reseña que ha hecho el blog de El armario de Lu by Jane ya he decidido retomarlo en cuanto acabe el actual, La niña alemana.




Y tu, ¿qué estas leyendo?

Besos
Su

5 de abril de 2020

Bajonazo... Bajonazo...


¡Hola ricuras!

Bajonazo...bajonazoooo... en la báscula que implican un SUBIDÓÓÓNN, SUBIDÓNNN. 
Cuando a comienzos de marzo me dije para mi misma un "Su, basta ya. Pon un orden en tu vida" ni en sueños pensé que mi vida cambiaría tanto. Y nooooo, no me refiero al hecho de llevar un mes confinada (que también... y lo que nos queda) sino al hecho de haber logrado un orden con las comidas, de haber comenzado por primera vez en mi vida una dieta, de ponerme en manos de una nutricionista para que, tras el "ya puedes hacer vida normal del oncólogo" me ayudase a lograr "esa vida normal" que, durante tantos años, había perdido. 
Mis objetivos:
*Mantener un orden en las comidas. Los días que estoy por casa es fácil, pero los días que me toca despacho, pasar del desayuno a la merienda es más que habitual. Y eso no puede (podía) ser. Por no hablar de las tardes aburridas y lo que implican los paquetes de patatas fritas, los fuets, bombones que te traen los clientes...y demás tentaciones.
*Deshincharme, la cortisona produce estragos en el metabolismo.
*Solucionar la retención de líquidos.
*Mejorar el aspecto de la piel.
* Y perder peso, porque aunque no tenía en mente un "Su tienes que bajar X kilos" sabía que todo lo anterior conllevaría un SUBIDÓN SUBIDÓN cuando viera mi cifra bajar.


Una vez fijado los objetivos, toca buscar soluciones,
La mía,



Conocí LEV una tarde aburrida de esas que vas de Instagram en Instagram. Me flipa el mimo con el que Yania Pereira de @mvesblog cuida su feed, sus stories...y así es como me chocó "el método Lev", todo lo que subía tenía una pinta riquísima y además ella estaba teniendo un cambio espectacular en su cuerpo.  
Pero, yo no se si os pasa, que yo ya el mundo Instagram, el mundo blogger... el mundo 2.0 en general, lo miro con incertidumbre. Con duda. A la expectativa y sospechando siempre donde esta la línea de lo real y lo publicitario. 
A mas a mas yo con el "tema dieta" soy la persona más incrédula del mundo. Hasta hace nada mi máxima era "No engorda lo que no se come". Ayy! que confundida he vivido. 
Se puede comer y comer bien, sano y rico ¡Y PERDER!


Comencé mi plan el 11 de marzo y si cuando os lo conté en este post me llegan a decir que a 4 de abril, mis ojos verían en la báscula y en el espejo, lo que hoy tras la ducha he visto, NO ME LO HUBIERA CREÍDO. Ya me veo soltando mi mítico "bemmmppppp, ahora cuéntame una de indios"
 Pero ver para creer o, mejor dicho, probar para corroborar. El método Lev funciona, y funciona a las mil maravillas.


Y funciona en tiempos de coronavirus. Porque esa fue mi preocupación cuando ese fin de semana tras ponerme en sus manos, me saltó el ¿y ahora confinada que hago yo? 
Mi primera cita y mi primer pedido fue en la tienda. En Zaragoza contamos con centro Lev físico pero, visto lo visto, tener espacio físico no influye para nada. He seguido mis consultas vía telefónica o por las tan de moda ahora, videoconferencias. En ellas me ha respondido dudas, me han asesorado que elegir o que nuevos productos han sacado (¡Napolitanas! ouhhh yeahhh) y, por supuesto, seguido el control de peso, medición... ¡Hasta me he atrevido con un directo!



Y es de este directo y de las dudas que en el os surgieron, que me he puesto manos a la obra con este post. Os voy a contar como ha sido este envío, con el que completo la dieta hasta después de Semana Santa, para seguir ganando centímetros al pijama y no os digo nada de los jeans!!


Mi pedido Lev

En esta ocasión lo hice vía wasap mientras teletrabajaba. Le comenté a Alicia que siendo que llegan un montón de días festivos por la Semana Santa, me apetecía darme algún capricho, y nos pusimos manos a la obra:
Panettones, cortezas, smoothies, chips... fueron directos a mi carrito 
y ¡VOILA! me llegaron a casa. Los envíos, al igual que las citas ¡¡¡son gratuitos!!













Y también me pedí mis suplementos:





 Balance hasta ahora
Me siento bien, no me noto decaída, ni con menos fuerza o energía. Ya tengo un orden en las comidas. Paso perfectamente del desayuno, al almuerzo y de este a la comida, merienda y la cena sin esa sensación que tenía de desorden o picoteo. ¡Oh el picoteo! yo ya me sentía como Obelix, que hacía una comida al día: desde que me levantaba hasta que me iba a dormir. Y eso ¡no podía ser!
Me veo más fina, mas deshinchada y eso se corrobora con la cifra de la báscula,


Conclusión:

Si te ves en las mismas que yo o por que SI quieres cuidarte,
LEV mola y mucho



Te dejo su web:


Y yo me voy a disfrutar de ese solazo que en nada se acaba y llegan lluvias,
¡Feliz domingo!
Su

2 de abril de 2020

"Hagamos una lista"

   ¡Hola ricuras! 
¿Qué tal estamos?¿Cómo va el arresto domiciliario? 


Yo en el post de hoy os vengo a contar que por estos lares hemos tenido la genial idea de comenzar una lista. En realidad 2. Una, la "inmediata", va a reunir todas aquellas cosas que, el día que volvamos a la normalidad, podemos hacer. La otra, la de "y haremos...", real también (o esa es la intención), necesitara un poco más de tiempo y que se nos alineen los astros para hacerlas. Pero las haremos.



 Y, en realidad son 7 listas. En esta actividad participan mis padres (que la llevan conjunta), Óscar, y yo. Diréis ¿falta una? Si, mi tío también participa en esta actividad. Aunque el ya la tiene completa: bajar al banco de la plaza, charlar con un cortado templado, ir al barbero para que le "esquile" y ya de paso "ver si dejo de parecer un naufrago" e ir al estanco a por su L&M. 
¡Que gran lista! 


¿Qué saldrá de esto? A saber. 
Con los pies en la tierra y el corazón temblando en el puño, os digo que ojalá las cosas sigan así y el día que nos llegué salir a la calle nos veamos con las 7 listas en mano a modo de mapa del tesoro. 

Y, hablando de mapas del tesoro, mi primer plan pasa por "conquistar nuevas tierras". Un plan que ya debería haber comenzado a hacer, pero entre ponte bien y estate quieta, llegó el confinamiento yyyy a saber cuando me veo traspasando la puerta de Moonlight Experimental.


Su nueva carta ya os la conté en esta entrada de blog y cualquiera de sus cocktails del nuevo mundo pasa a formar parte de mi lista PostCovid19. 



                ¿Cómo os estáis organizando para "La gran salida"?   




Del outfit: 
Gafas Kdoows del mercado de las Armas
Jersey de Primark
Zapatillas Munich
Jeans de Zara 
Bolso de Day a day
Cadena de gafas de Parfois




Besazos y feliz día,
Su